Mariano Barbacid es un referente de la investigación científica española, especialmente en lo que se refiere al ámbito de la oncología. Ha impulsado trabajos que han dado como resultado importantes avances en esta materia en la que, no obstante, aún queda mucho trabajo por hacer, empezando por que la sociedad deje de ver y referirse al cáncer como una enfermedad unitaria. Asimismo, resalta la necesidad de una mayor y mejor inversión en ciencia y biotecnología en nuestro país. De todo ello hablamos con Barbacid, quien también será uno de los ponentes destacados de la próxima edición del congreso Health & Research Forum.

“Las reuniones científicas son muy importantes para facilitar la comunicación entre las distintas áreas de la investigación biomédica”

A usted se le considera una de las personas más influyentes de la ciencia española. No es poca responsabilidad esa…

Lamento diferir. Yo no tengo ninguna influencia en la ciencia española. De hecho, a pesar del éxito del CNIO, al menos en los primeros años, ningún responsable político se ha interesado por conocer o duplicar el modelo.

¿Cómo está ahora mismo España en este tema? Con la crisis hubo un retroceso, pero no sé si ya se ha recuperado parte del terreno perdido…

En absoluto. En estos momentos las ayudas a la investigación son de media menos de la mitad de lo que fueron en 2008.

¿Cree que España ya ha tomado conciencia de la necesidad de apostar más y mejor por la ciencia y la investigación?

Obviamente no. Con dos elecciones generales en 2019, ¿recuerda usted el tiempo que los políticos dedicaron a hablar de ciencia y de desarrollo tecnológico? No le recomiendo ir a buscarlas a la hemeroteca porque le va a costar trabajo encontrarlas.

Supongo que avances como algunos de los que usted ha protagonizado (por ejemplo, cuando curó el cáncer de páncreas en ratones el pasado verano) son argumentos importantes en esta reivindicación…

A la ciencia y a la tecnología hay que apoyarlas porque sin ellas nunca podremos ser un país avanzado y económicamente independiente o solvente. Los resultados vendrán por sí solos.

España es país puntero en la investigación contra el cáncer… ¿En qué punto está ahora la medicina con respecto a esta enfermedad?

Yo no me atrevería a decir que España sea un país ‘puntero’ en oncología, pero sí es importante saber que nuestros hospitales, con todas sus limitaciones, están aplicando los tratamientos más avanzados. Es decir, un paciente de cáncer puede tener la seguridad que va a ser tratado en España igual o mejor que en cualquier otro país de nuestro entorno. Respecto a la investigación preclínica, ciertamente en España hay muy buenos grupos de investigación, pero en un país de 46 millones de habitantes debería de haber bastantes más.

¿Pero puede que ese fármaco que cure el cáncer esté más cerca de lo que pensamos?

Seguimos cometiendo el error de hablar de cáncer como si fuera una sola enfermedad. No sería descabellado decir que hay más enfermedades oncológicas que infecciosas. Sin embargo, nadie espera curar el coronavirus chino o el ébola con el mismo fármaco que tratamos una gastroenteritis. ¿Por qué esta fijación de querer curar  ‘el cáncer’ con un fármaco? Hoy en día, además de la quimioterapia desarrollada en la segunda mitad del siglo pasado siglo, hay docenas de fármacos específicos contra distintos tipos de cáncer que ya han conseguido que la supervivencia a 5 años en USA (y posiblemente las cifras en España no sean muy distintas) sea ya de mas del 66%. Eso sí, con tumores cuya supervivencia está ya en el 95%, mientras que en otros tipos de cáncer está en el 5% o el 10%. Por favor, dejemos de hablar del cáncer como si fuera un ente único.

En este proceso, la biotecnología será un factor decisivo. Pero de nuevo es un sector que se topa con la falta de financiación porque es una inversión arriesgada y a largo plazo…

Efectivamente, los inversores en España buscan inversiones con mayor garantía de éxito (en oncología 9 de cada 10 proyectos no llegan a buen término) y sobre todo a mas corto plazo. Pues tengamos en cuenta que el desarrollo de un fármaco oncológico nuevo tarda de media unos 8 a 10 años.

Usted participará en Farmaforum 2020, concretamente en el congreso Health & Research Forum. ¿En qué medida eventos así ayudan a la investigación?

Las reuniones científicas son muy importantes para facilitar la comunicación entre las distintas áreas de la investigación biomédica. Nunca se sabe cuándo puede surgir una idea o una colaboración. La ventaja de la investigación biomédica es que es una actividad abierta donde la comunicación entre científicos suele ser siempre muy fluida y provechosa.